Web del canal #Cosmologia

Crónica de una visita al Cosmocaixa por SVERG

 

Primero de todo un servidor se dirigió a recoger a la secre, o sea a Knag, a la estación de tren de Granollers, parece extraño pero no me perdí en el intento y llegue mas o menos puntual sobre las 17:15h. Knag estaba esperando en la puerta de la estación, al ver el forfi blanco se puso algo inquieto, aparque, me baje del coche, presentaciones rápidas y corriendo hacia la estación de Francia a buscar a Morkar.
 
Llegamos a la estación sin problema alguno, Knag aguanto sin aparentes angustias mi conducción temeraria, aparcamos justo delante de una de las puertas principales, en la zona reservada para los taxis. Serian las seis menos cuarto y habíamos quedado sobre las 18h, así que nos sentamos tranquilamente en las escaleras que dan acceso al hall ese donde han grabado infinidad de anuncios (me viene a la cabeza uno de font-vella). Mas o menos sobre las seis y cinco, después de ver pasar a gente realmente curiosa (si si, parece raro pero hay gente mas rara que nosotros tíos!), apareció el amigo Morkar, nos conocimos enseguida al vernos, presentaciones y rapiditos hacia el forfi. Knag se puso de copi (arraaaaaaaaaaaas xD) y Morkar, algo resignado, se sentó atrás.
 

Una ruta a través de las rondas de Barcelona en la que nos empezamos a coger algo de confianza hablando, como no, de física, nos llevo hacia el Cosmocaixa. Al pasar por delante, una cola impresionante de gente que quería entrar nos asustó un poco, pero el problema no era ese, el problema era donde íbamos a dejar ese pedazo de forfi. Unas vueltas por quien sabe que calles (recuerdo algunas de otra visita reciente por la ciudad…) nos llevaron a dejar el coche a años luz del Cosmocaixa así que nos esperaba una grata caminata para unir ambos puntos. Pasamos por delante de algunos sitios curiosos, en uno de ellos nos planteamos si dejar lo del museo para otro día, pero no, no era el momento de visitar una residencia femenina, decidimos dejarlo para un día en que viniera Zilog80.

Foto: nos podeis ver con el forfi, la zona blanca es el capo del coche que utilizamos de tripode xD. De izquierda a derecha, Morkar, SVERG y Knag.

 
Llegada al Cosmocaixa, serian las 19:15h, así que como era algo tarde la cola se había esfumado y pudimos entrar directamente. En la entrada principal nos fijamos a ver si veíamos a un friki patillero con el que habíamos quedado pero resulta que prefirió ir a ver el fútbol en un bar así que finalmente la visita seria un “menaje a trois” entre Morkar, Knag y yo.
 

Ni un metro después de atravesar la puerta principal, nuestro frikismo dejo verse claramente por primera vez. Una pared azul llena de formulas, donde casi nadie prestaba atención, y ya nos tenéis desfasando: Mira! Mira! la de la energía libre de Gibbs!, Ostia! la de la relatividad general!, realmente nos encontrábamos en nuestra salsa. Pasados unos minutos nos dimos cuenta que estábamos dando algo la nota así que entramos rápidamente hacia dentro sin reparar en unos obsequios y folletos que entregaban unas guapas azafatas.

Foto: De izquierda a derecha, SVERG y MorKar delante la pared de las formulas.

 
Una vez dentro del hall principal vimos la tienda y decidimos visitarla a la salida después de ver la gran cantidad de libros que había. Así que a través de una escalera de caracol gigante atravesada por el árbol milenario insignia del nuevo museo, nos dirigimos algo perdidos (mmmm no esta muy bien señalizado) a la planta mas baja. Nada mas llegar vimos las cabezas de los iguanos (Se trata de un conjunto de dinosaurios herbívoros del cretáceo inferior hallados en 1878 en Bernissart, Bélgica, son seis ejemplares de hasta seis metros de altura.) sobresalir de entre unas paredes negras, asi que a la primera puerta que vimos (la vio Morkar) nos metimos para dentro sin bacilar. Era curioso porqué todo el mundo iba en sentido contrario al nuestro… De repente unos gritos de una mujer vestida toda de naranja (eso denotaba que era alguien del museo), muy sulfurada por cierto, nos izo notar que “…vais en la dirección contraria!! No lo veis!!...” Si bueno en todo caso íbamos en el sentido equivocado y tampoco creo que nadie fuera a perder la vida por ello. Una vez visitados a los iguanos nos metimos en la sala principal del museo (si tios eso era la famosa sala de la Materia…), allí había los típicos experimentos del museo anterior pero mas cargados de diseño, una vuelta algo rápida y foto delante de unos peces enormes del bosque inundado (un trocito del amazonas en vivo). Seguimos vagando algo perdidos (reitero que falta información), pasamos por delante de unos espacios donde había trozos de rocas enormes (supongo que seria lo que se anuncia como el muro geológico).
 
 

Algo decepcionados nos dirigimos hacia unas rampas situadas a un lado del bosque inundado con la idea de ver otras cosas, y de golpe, al girar por una de ellas nos encontramos con unas letras gigantes: PLANETARIO. Nos cambiaron las caras de golpe, había cola pero valía la pena esperar (Que somos de #cosmologia joder!!) Esperamos unos 25 min. para entrar, nos parecieron bastantes mas, teníamos ganas de ir al baño y de beber algo, menos mal que las bromitas abundaron durante todo el tiempo (si Zilog80, lo siento pero eras el protagonista de la mayor parte de ellas). Una vez dentro creo que vivimos una de los mejores momentos de la visita (Morkar el tuyo tal vez fue a la salida, ahora lo cuento…), una demostración de las posibilidades del planetario que nos dejo muy satisfechos a los tres, aún así creemos que no se puede divulgar la teoría del Big-Bang como algo irrefutable….

Foto: Con esta foto dentro del Planetario empieza la serie borrosa de fotos. De izquierda a derecha, SVERG, Knag y Morkar.

 

A la salida del planetario Morkar me comento que había tenido un pequeño “incidente” fortuito con una chica, no le hice demasiado caso hasta que me enseño con que chica había sido, madre mía! Morkar! deja de lamerte el codo tío! xD. Era tarde ya, y no tardarían en cerrar el museo, habíamos visto mas o menos todo lo que estaba funcional (había algunas salas cerradas) así que decidimos ir directos a la tienda de souvenirs. Allí hubo, tal vez, el momento mas friki de toda la visita. Nos adentramos entre telescopios, posters, juguetes y un sinfín de objetos curiosos hacia el fondo de la tienda donde había unas estanterías de libros y donde evidentemente no había casi nadie. Parecíamos auténticos psicópatas entre esas estanterías: Mira tío el de Bian Green! Ostia Penrose! Firmes todo el mudo que esto es COSMOS de Carl Sagan! (si, en este caso era yo), ostiaaaaaaa habéis visto este de Feymnan! Venga echémonos unas fotos con los libros! Me abstendré de hacer comentario alguno, solo decir que Knag se compro el ultimo de Biran Green.

Fotos: Momento freak de Knag y Morkar en la libreria, me pregunto lo freak que quedaria yo fotografiando a dos tios con unos libros. Abajo el apartado de cosmología, si si, pone cosmología.

 
Salida del museo, comentarios sobre las jugadas vividas dentro: ¿oye no os ha parecido raro un museo de la ciencia con tantas chicas guapas? Qué libros mas chulos tíos! … Una vez en el coche lo demás ya es mas de lo mismo, hablar, hablar, comentar próximas quedadas y el regalito de los fuegos artificiales de la clausura del Forum de las Culturas atrapados en medio de un atasco. Una tarde estupenda! Repetiremos seguro! no?

© CanalCosmologia 2003 by SVERG